¿Qué me detiene a cumplir mis propósitos?

¿Qué me detiene a cumplir mis propósitos?


¿Se han dado cuenta que cuando se trata de darle consejos a un amigo, familia o a personas cercanas, somos expertos, pero cuando nos toca seguir esos consejos se nos dificulta mucho?

Claro que como lo vemos desde fuera, es mucho más fácil ser objetivos, pero cuando es turno de decidir por nosotros mismos muchas veces puede ser retador, e incluso frustrante.

El poder encontrar el camino para resolver nuestros propios retos, definir qué es lo que realmente queremos o ejecutar el plan que nos lleve al propósito que tenemos en mente puede parecernos “imposible”

Pues el día de hoy resolveremos este problema. Te daremos unos sencillos pasos para lograr alcanzar tus propósitos y poner en marcha un plan de acción.

¡Hurra!

Primer paso: Define por qué deseas lograr eso.

Más allá de lo superficial, encuentra el verdadero fin de éste propósito. Por ejemplo: quieres aprender un nuevo idioma, ¿por qué? ¿Para mejorar en el trabajo? ¿Porque te lo pidieron?, ¿o por gusto de aprender? De acuerdo al verdadero fin, es como obtendrás el medio más efectivo para logarlo.

Segundo paso: Debe motivarte.

Si estás feliz y ansioso por comenzar, ¡vas por el buen camino! Que te genere entusiasmo quiere decir que es por y para ti, eso hará que cumplas más rápido tu propósito y que a pesar de los obstáculos seguirás adelante.

Tercer paso: Siempre debe depender de ti.

Cada paso debe ser tuyo, no debe depender de nadie más. Por ejemplo: Deseas tener una mejor relación con tus compañeros de trabajo, eso no solo depende de ti, sino también de ellos, entonces replantea el propósito a: participar en más actividades de integración, o comer con ellos y platicar de un tema en común.

Cuarto paso: Subdivide el propósito.

Secciona en pequeñas metas el propósito, por ejemplo: quieres ir de viaje, pues primero fija una fecha para buscar vuelos, después hospedaje, después haz un ahorro semanal, etc. Paso a paso conseguirás tu propósito.

Quinto paso: Ahora hazlo visible para ti.

Visualizar es una herramienta que ayuda, imprímelo, cuélgalo o ponlo en un lugar que siempre te recuerde tus pequeñas metas para alcanzar tu propósito. Viéndolo cada día evitará que lo olvides y pierdas motivación, así podrás cumplirlo poco a poco.

¿Ves? Ya nada te detiene, solo ten en mente definir bien quién eres, cuáles son tus talentos que puedes aprovechar y qué es lo que buscas, para esto puede acudir a especialistas como Coaches o Mentores.

Comienza lo antes posible y recuerda siempre felicitarte por cada paso. Esfuérzate y verás que lograrás todo lo que te propones.  ¿Quién dice que no puedes hacerlo?

 

 

 

Comenta desde Facebook