Fama y fortuna a un clic de distancia

Fama y fortuna a un clic de distancia


Hubo una época en que, para ser una figura pública reconocida, líder de opinión, tener acceso a espacios de comunicación importantes, representar marcas, contar con grupos de miles de seguidores y gozar de los beneficios y atractivos de la fama, se necesitaba de tener o mucho talento o mucha suerte; también excelentes relaciones públicas, perseverancia, esfuerzo, una gran capacidad de tolerancia a la frustración, determinación… o una combinación de todo lo anterior.

Especialmente en profesiones relacionadas a las artes o al entretenimiento, si una persona ambicionaba con convertirse en un cantante, periodista o artista reconocido o un líder de opinión (por mencionar unos ejemplos), sabía que sería necesario tocar miles de puertas, aceptar trabajos mal pagados y realizar una serie de sacrificios para cumplir su sueño. La realidad es que muchos nunca lo lograron, otros, sólo hasta que murieron, fueron apreciados.

Sin embargo, en la actualidad, pertenecer al selecto grupo del entretenimiento es posible prácticamente para todos ¿Qué es lo que se necesita? Una computadora o dispositivo móvil, elegir una plataforma digital, hacer viral un video o una foto y… ¡listo! los reflectores y las miradas pueden estar sobre ti.

Por supuesto que permanecer en el gusto del público conlleva, al igual que en el pasado, tocar muchas puertas, esfuerzo, dedicación, tener un excelente manejo de relaciones públicas, etc. Sin embargo, para lo que muchos de nuestros antecesores representó el sueño inalcanzable de ser reconocidos por su trabajo y vivir de su pasión, ahora solo requiere el esfuerzo de dar clic a un botón… ¡ah!… también talento… pero para saber hacer negocios.

La capacidad que tienen las redes sociales y plataformas virtuales para conectar a las personas y hacerlas interactuar, hace que, lo mismo podamos tener acceso al video que un adolescente sueco sube a la web demostrando su destreza con la patineta, que el de una banda emergente de rock alternativo. Basta con que estos videos se vuelvan virales y formen parte de la agenda pública, gracias a los “likes” y reblogueos de los usuarios, para que ese chico de Suecia o esa nueva banda capten la atención de una marca deportiva transnacional o de una gran productora, y que, estos individuos antes desconocidos, de repente, se conviertan en las nuevas celebridades. Y eso no sucede solo con deportistas o músicos, el fenómeno se presenta con hombres y mujeres en general que, lo mismo realizan tutoriales de belleza que vlogs dedicados a hacer bromas pesadas a la gente.

Este negocio es de lo más rentable y palabras como “influencers”, “youtubers”, “bloggers”, “vinestar”, “twittstar”, etc., aparecen en el argot de las conversaciones cotidianas, y no sólo eso, también comienzan a definirse como formas de autoempleo. Por esa razón, los mercadólogos y publicistas de las marcas más reconocidas encuentran en lo que han denominado líderes de opinión online, los portavoces ideales de sus productos.

Por todo lo anterior, no es casualidad que cada vez más jóvenes detecten en este nuevo de plan de vida una opción de carrera. Cada día más vlogs, blogs y contenidos virtuales se generan alrededor del mundo. En este ámbito la competencia es igual de dura que en todos lo demás, quizá hasta más… porque en la realidad virtual todo es perecedero y efímero; todo pasa de moda, lo que ayer era noticia o moda… puede que hoy ya nadie hable de ello.

Por otra parte, éste fenómeno representa la oportunidad (a menor costo y fácil acceso) para todas “esas personas” que quieren compartir con el mundo una situación, opinión, pasión, habilidades y /o talento; y poder vivir de ello. Si se logra esto, entonces el internet se convierte en una herramienta que puede promover e impulsar el desarrollo de las personas, accionando y articulando redes con sentimiento y pensamientos compartidos.

“Esas personas” puede ser cualquiera de nosotros, mientras tengamos algo que decir o algo que expresar… el mundo está dispuesto a escuchar.

Comenta desde Facebook

Categorías