El secreto del Éxito

El secreto del Éxito


Comienza un año nuevo y es común recibir abrazos acompañados de buenos deseos, tales como: salud, dinero, amor, felicidad, y últimamente me he topado con gente que desea “éxito”. Pero  ¿a qué se refieren? ¿Cómo debemos entender el éxito? Por esta razón me di a la tarea de buscar la definición que más se acercaba o que mejor se adapta a los tiempos cambiantes de nuestra sociedad, ya que muchos podemos confundir al éxito con, dinero, poder, e incluso con la fama.

En esta búsqueda me topé con diferentes significados de la palabra, pero la que más me llamo la atención y con la cual, espero que la mayoría coincida conmigo, es la que nos brinda John C. Maxwell en su libro “El mapa para alcanzar el éxito”.

Maxwell define al éxito como un viaje, en el cual, uno decide el destino a donde queremos llegar y lo que nos vamos a llevar a dicho viaje. Para emprenderlo es necesario contar con un cuadro del lugar al que se va, respuestas a sus preguntas sobre el éxito, conocimiento de lo que es el éxito, y la capacidad de cambiar y seguir creciendo.

En este post te presentamos las propuestas que hace Maxwell para que emprendas tu viaje al éxito.

DISPOSICIÓN DE EMPRENDER EL VIAJE

 1.- TENER UN CUADRO DEL LUGAR AL QUE SE VA.

Tener un cuadro del lugar al que se va, el ambiente positivo de trabajo, el mayor número de vidas que podemos alcanzar, la mejor calidad de vida, la oportunidad para crecer.

2.- RESPONDER PREGUNTAS.

La perspectiva de crear un viaje puede crear inseguridad y numerosas preguntas.

3.-EXPERIMENTAR EL ÉXITO PERSONAL.

  • El éxito en equipo y personal.
  • Tener el sentido de propósito.
  • Crecer personalmente y ayudar a otros.

4.- YA NO SER EL DE ANTES Y QUERER SEGUIR TENIENDO IMPORTANCIA.

Cuando una persona ha probado el éxito y se da cuenta que sus esfuerzos son importantes, es algo que jamás olvida y que nunca quiere dejar. El hacer la diferencia en la vida de otros, cambia su perspectiva de la vida y sus prioridades.

 CUADRO ERRÓNEO DEL ÉXITO

  •  Riqueza: El mal entendido más común sobre el éxito es pensar que es lo mismo que tener dinero. Pero la riqueza no produce satisfacción ni éxito.
  • Un sentimiento especial: Otro concepto equivocado es que una persona ha alcanzado el éxito cuando se siente feliz. Esta creencia demuestra que muchas personas igualan el éxito con lo que no tienen. La vida es incierta y las emociones inestables. No se puede descansar en la felicidad como medida del éxito.

“Si hace de la felicidad su meta, ciertamente está destinado a fracasar”.

  • Posesiones específicas y valiosas: Es posible que haya habido momentos en los que deseó algo con todo el corazón, y creyó que si lo obtenía, esto haría la diferencia importante en su vida. Cuando pronto descubre que eso no dio el éxito ni la satisfacción que había deseado y esperado. Las posesiones son un activo temporal, y el éxito no se alcanza ni se mide de esa manera.
  • Poder: El poder es realmente una prueba de carácter. En manos de una persona íntegra, es una gran beneficio; en manos de un tirano, causa una terrible destrucción. En sí mismo, el poder no es positivo ni negativo. No es fuente de seguridad ni de éxito. Además, todos los dictadores, aun los benevolentes, eventualmente pierden el poder.
  •  Logro: El simple hecho de alcanzar unas metas no garantiza el éxito ni la satisfacción. No es llegar a un destino. El éxito es un viaje.

  “No hay dos personas que tengan el mismo cuadro de lo que es el éxito”.

  EL CUADRO CORRECTO DEL ÉXITO.

Se necesitan dos cosas: la ilustración correcta del éxito y los principios correctos para alcanzarlo. No hay dos personas que tengan la misma imagen de lo que es el éxito, sin embargo, el proceso es el mismo para todos. Se basa en principios que no cambian.

Éxito es…

  • Conocer su propósito en la vida,
  • Crecer para alcanzar su máximo potencial, y
  • sembrar semillas que beneficien a los demás.

“Nunca agotará la capacidad de crecer en pos de su potencial ni agotará las oportunidades de ayudar a otros”.

Con esta definición puede ver por qué el éxito es más un viaje que un destino. Cuando vemos el éxito como un viaje, nunca tendremos el problema de tratar de “llegar” a un engañoso destino final. Y nunca te encontrarás en una posición donde hayas alcanzado una meta, solo para descubrir que aún estás insatisfecho y buscando algo más que hacer.

Nosotros alcanzamos el éxito en el mismo momento en que hacemos el cambio para descubrir nuestro propósito, crecer en nuestro potencial y ayudar a otros. Ahora mismo, no es algo que esperas lograr algún día.

¡Nunca es tarde para emprender el viaje!

Colaboración: Adriana Anaya y Viridiana Herrera

Fuente: C. Maxwell, John. “El mapa para alcanzar el éxito”. Nashville, Tenessee, Estados Unidos de América: Grupo Nelson, 2002.

Comenta desde Facebook