Cada que puedas, viaja

Cada que puedas, viaja


A la mayoría de las personas que conozco les gusta viajar, ya que, ¿cómo no disfrutar de la experiencia que es presenciar otros paisajes, convivir con personas diferentes, probar otros sabores, disfrutar atracciones o apreciar la riqueza histórica y artística de una nación que puedes vivir cuando viajas?

Comparto la idea de que visitar otros lugares y convivir con otras culturas nos brinda conocimiento, nos abre la mente y nos enriquece en todo los sentidos. Recientemente escuché una frase que dice: “No puede haber perspectiva sin distancia”… para mí, esta oración es un excelente resumen de lo que viajar puede significar en la vida de los que emprenden la aventura.

Ahora, aterrizando esta reflexión en un sentido menos romántico, además de ser una actividad increíble, viajar puede proporcionarnos una ventaja competitiva al momento de buscar trabajo, aplicar a una vacante, e incluso empezar una idea de negocio. En la actualidad, las empresas conscientes de los beneficios que generan los viajes, han incluido en las competencias del perfil de sus colaboradores a la interculturalidad.

 ¿De qué se trata esto?

La interculturalidad es un fenómeno que ha existido desde siempre, gracias al constante movimiento en el que estamos inmersos como sociedades y la interacción que surge a partir de éste, es que es posible generar lazos y relaciones significativas entre naciones.

Para contextualizar, este concepto se debe entender desde la cultura, que para este caso se abordará desde la perspectiva de la empresa multicultural, la cual la define como:

“El conjunto de hechos, reglas, símbolos, emociones o artefactos conscientes e inconscientes que pueden determinar prácticas, normas de relación social, etc.”

“Que determinan tanto la relación social como otros aspectos más individuales de la persona, tanto en la vida privada como en el desempeño de la vida profesional.”

Es decir, la persona que posee competencias interculturales es aquella capaz de comunicarse, planificar, resolver problemas hasta trabajar en equipo y diseñar servicios teniendo en cuenta las necesidades, comportamientos y características culturales de una comunidad.

Lo anterior es bastante complejo y requiere de una amplia capacidad de compresión, la buena noticia es que la posibilidad de adquirir estas habilidades puede comenzar conociendo otros países, idiomas y formas de comportamiento.

Las empresas transnacionales, en la mayoría de los casos, entienden la importancia de que su personal sea capaz de desenvolverse y responder a esta realidad, ya que, entre muchas cosas, buscan establecer relaciones y alianzas con otras naciones, lo que implica entender las condiciones culturales de las mismas.

Por lo tanto se ha convertido en un factor diferenciador en el ámbito organizacional el que un profesionista haya tenido la oportunidad de vivir en otros países o experimentado las costumbres e ideologías de estos.

Es por lo anterior que el consejo y sugerencia de este texto es que: ¡viajes! acércate a otras formas de pensamiento, descubre cómo viven otras personas, lo que acostumbran hacer, ¡aprende su idioma! apasiónate por sus maravillas y compártelas con los demás.

Viaja cerca o lejos, no importa, pero ¡viaja!… busca ser un viajero incansable, porque bien dicen que no se puede entender al mundo si se permanece siempre en el mismo sitio.

Referencias:

ANEAS, Assumpta. Competencia intercultural: competencia clave en las organizaciones. [en línea].Madrid, Es. La Muralla. 2009. [Fecha de consulta:6 de junio del 2016].

 

cropped-walking_alone_on_long_road-other2

Comenta desde Facebook