En múltiples ocasiones hemos escuchado frases como: “Nadie da lo que no tiene”, “De adentro hacia fuera”“Se predica con el ejemplo”, estas frases se quedan grabadas en nuestra mente y tratamos de hacerlas realidad, pero en el día a día cumplirlas a veces nos resulta agotador, estresante, una carga pesada, demasiada responsabilidad, y una gran presión.

Esto suele suceder porque no hemos logrado visualizar y entender que todas las actividades que desarrollamos requieren de energía, motivación, enfoque, entusiasmo, disciplina y dominio.

Para poder contar con estos estados o actitudes es necesario conocer el ¿para qué estoy haciendo las cosas? ¿Cuál es el propósito tanto a nivel personal como profesional que me está moviendo a tomar ese camino?

Una vez que lo encontramos es importante integrarlo como parte de nosotros mismos y hacer el encuadre entre lo que soy, lo que quiero, la manera en que quiero desarrollar mi trabajo o actividades y ¿dónde quiero estar en un determinado periodo de tiempo?, pongamos como ejemplo 3 años.

Definir nuestro propósito personal y profesional nos va a ayudar a entender también cuál es nuestra zona óptima profesional, es decir bajo qué contextos nos desempeñamos mejor, ¿qué tipo de personas nos ayudan a alcanzar de mejor manera nuestras metas y objetivos?, ¿qué características deben tener los proyectos en los que puedo sumarme y realmente marcar una diferencia?, así como los beneficios que me va a dejar ese proyecto, tangibles e intangibles.

Para definir de manera clara y precisa ¿quién eres?, toma en cuenta:

  • Tu personalidad, temperamento, comportamiento, valores y estilo de liderazgo.
  • Aclara tu propósito personal y profesional, define tu zona óptima profesional.
  • Define si eres introvertido o extrovertido, tu grado de autonomía y si eres un buen jugador de equipo.

Es muy importante hacer este ejercicio ya que nuestro bienestar en la vida cotidiana, en gran medida, depende de la cantidad y calidad de realización, satisfacción, motivación, felicidad, entusiasmo, enfoque, rendimiento, fortaleza, calma, tranquilidad, estabilidad y autogestión con las que hagamos las cosas. ¿Suena retador? si… pero los beneficios que obtendrás serán maravillosos.

En mi página de Facebook puedes encontrar las herramientas para encontrar tu propósito personal y profesional, te invito a que las hagas y me cuentes ¿cómo te fue?

Sígueme como aracelivelasco_coach en Facebook e Instagram, y no olvides escucharme todos los Miércoles 12:00 pm en “Mujer es…”: www.flowcorporativo/radio

¡Que tengan una excelente semana!

Post Author: Araceli Velasco