La imagen personal ha pasado a lo largo de los años por una serie de programaciones y patrones, de mitos y de obligaciones que han terminado por dejarnos confundidos y generalmente abrumados e inseguros, cuando en teoría el propósito del cuidado e impacto de tu imagen debe darte mayor confianza y seguridad mejorando la actitud y postura con la que te plantas para vivir la vida.

Tenemos la idea de que tiene que ver con disimular o corregir tus defectos físicos, tener otra figura, usar determinadas prendas, maquillarte de determinada forma, porque así lo dictan las buenas costumbres, la industria de la moda, la moda del entorno donde nos desempeñamos o convivimos, etc.

Y no es que esté en contra de que quien así lo desee se haga un arreglito, vista de determinada marca o utilice la cantidad de maquillaje que desee, sino más bien exactamente todo lo contrario, si, a mi me encanta arreglarme, pero lo que pasa es que considero que lo hemos entendido mal desde un principio.

La imagen tiene que ver en principio con aceptarnos y aceptar a los demás tal y como somos, con el ojo grande o pequeño, la pierna larga o gordita, con la longita, la ojera y la arruga, es parte de nosotros mismos, de nuestra belleza personal y necesitamos admirarla, no criticarla, no ser nuestros primeros verdugos, sino aprender a admirarla y quererla, apreciarla. De ahí es de donde va a salir la grandiosa actitud para mostrarnos ante los demás y plantarnos ante cualquier circunstancia con la magia de ser nosotros mismos.

Y tiene también cierta justificación, lo que pensamos impacta directamente en nuestros órganos y en nuestro cuerpo, nuestro cerebro está hecho para prepararnos para la accion, si nos sentimos vulnerables encontrará la manera de protegernos, si nos sentimos agredidos, encontrará la manera de estar cubiertos y seguros, y si lo hemos vivido desde pequeños, asi se ha quedado en el subconsciente y saldrá en cada momento en que nos volvamos a sentir de la misma manera, de ahí que nos cachamos diciendo: “los lunares hacen que me vea gorda”, tambien si estamos a dieta porque pensamos que estamos gordas,  y entonces reducimos nuestra ingesta, nuestro cerebro  tal vez crea que vienen tiempos austeros y mandará a mi organismo a guardar todo lo que pueda para cuando lo necesite, y si le sumamos el hecho de que cuando me veo en el espejo no me gusta lo que veo y entonces mi cerebro manda la señal y se produce mas de lo mismo porque aun no me siento satisfecha con esta imagen que tengo frente a mi.

Y ante esto podremos hasta pararnos de cabeza que obtendremos resultados temporales y regresaremos a lo mismo.

Entonces no se trata de eso, sino de identificar aquello que nos gusta de nosotros, aquello que nos inspira a nuestro alrededor, lo que más nos nutre y la relación que tenemos con la comida y el efecto que tiene todo lo anterior en mí.

Aceptarlo como parte del ser humano que soy, con cariño y paciencia, y entonces si sentirme feliz de mostrarme ante los demás en mi mejor versión, salir de la zona de confort, acudir a un profesional que me ayude a entender las características de mi personalidad, temperamento, la forma de mi cuerpo, los colores que me favorecen, seguro siempre encontraremos a aquellos que se adecuen a la manera en queremos irlo integrando a nuestro presente.

Como cualquier otro hábito, necesitamos hacerlo constantemente hasta dominarlo y también entender que como vamos cambiando la manera en que nos sentimos, necesitamos también  hacer esa actualización en nuestra imagen, así que puede ir evolucionando.

De esta manera nunca pasaremos de moda, seremos a temporales, seremos nosotros mismos en nuestra mejor versión, como ha dicho Shirley McLain

“No creo que puedas quedar pasada de moda cuando vives en el presente la mayor parte del tiempo, no sientas vergüenza por desarrollar un estilo que te haga sentir bien, ni por pedir la ayuda que necesitas, la intemporalidad significa ser osada y valiente, así que arriésgate”

Si quieres escuchar un poco más acerca de esto puedes ir a la página de Facebook de Flow Radio, y en los podcast del programa Mujer Es, el número 02 con Ana Pao Guzmán, el número 04, con Andrea Maag, el número 05 con Lillian Bando y Anilu Casal y el número 06 con Sandra Rosete te van a dar la información que necesitas para comenzar !Ya!

Escúchanos todos los miércoles 12:00 pm por Flow Radio www.flowcorporativo.mx/radio

Si quieres tener mejores herramientas de auto conocimiento aplicado a tu vida profesional y tu negocio, sígueme en mis redes aracelivelasco_coach

Que tengan una excelente semana

Araceli Velasco

Post Author: Araceli Velasco