Tomando en consideración que acabamos de celebrar el día del padre, es muy importante destacar el rol o papel tan significativo que tiene en nuestras vidas y el impacto que nos genera nuestro papá.

Es verdad que los tiempos y nuestro contexto han cambiado, y que existen diferentes maneras en que las  familias se han integrado, aún así el rol de la persona que asume la paternidad es de suma importancia en nuestras vidas, del padre recibimos la fortaleza que nos ayuda a tomar decisiones para poder enfrentar el mundo, nos transmite seguridad y confianza en nosotros mismos, colabora en la integración y refuerza nuestra identidad, nos da poder y certeza para afrontar lo que nos toca experimentar.

El rol de proveedor también es esencial, y por esta circunstancia a veces se ausenta la mayor parte del tiempo de casa y no interviene en las decisiones ni convivencia dentro de la familia, esto también ha cambiado ya que ahora también hay padres que comparten estas actividades de crianza de los hijos y fortalecimiento de la estructura familiar.

También sucede que le ha tocado a muchas mujeres ser las proveedoras y ausentarse de casa, dejando ese papel de crianza en algún otro cuidador de la estructura familiar, abuelos, tíos, hermanos mayores, etc.

A pesar de todo esto, nuestro papá biológico es el hombre que nuestra mamá eligió para crearnos, para traernos a la vida, en esos momentos hubo en la mayoría de los casos una conexión en distintos niveles que hizo que se identificaran como pareja y decidieran formar parte y pertenecer a una familia, porque el ser humano está hecho para pertenecer a un grupo (familia, sociedad, cultura, estado); la madre al momento de quedar embarazada necesita del cuidado, atención y entendimiento del padre, y a su vez los dos nuevos papás, necesitan del soporte y apoyo de la familia en el desarrollo de este nuevo rol, muchas veces por circunstancias desafortunadas los padres tienen desacuerdos y deciden separarse, sin embargo, El Niño necesita del amor, cuidado, consuelo, convivencia y referentes de ambos padres para ir construyendo su identidad. La manera en que nos amamos a nosotros mismos va a determinar el modelo de amor propio en nuestros hijos del mismo sexo, y la manera en que amamos a nuestra pareja determinará la forma en que crea que debe amar a otro, la relación entre ambos padres servirá de ejemplo para entender como se relacionan las familias y las personas.

Todo esto sucede en la infancia y a partir de la manera en que lo experimentamos, vamos desarrollando huellas o heridas que se transforman en conflictos programantes que surgirán desde el inconsciente en el adulto al relacionarse consigo mismo y con los demás.

Es por la presencia de estas heridas que crecemos con rencores, dolores profundos, inseguridades, carentes de valor, pero esto que vivimos así también nos ha ayudado a construir la persona que somos hoy en día, y genera también herramientas y aprendizajes valiosos.

Al honrar a quienes nos dieron la vida y a quienes están hoy en nuestras vidas siendo modelos de ese rol para nosotros es un acto de amor propio, y pensar sobre el impacto que queremos generar en nuestras familias es un acto de humanidad, propio de una especie con la capacidad de tomar consciencia y generar un impacto positivo.

Elijamos lo mejor para nosotros y nuestras familias y pongámonos a trabajar en ello desde el amor.

Felicidades a los papás y a aquellas personas que representan ese rol en nuestras vidas.

¡Excelente Semana!

Si quieres conocer más sobre estos contenidos sígueme:

aracelivelasco_coach en Facebook e Instagram

Escúchanos en Mujer Es… todos los miércoles a las 12 del día por Flow Radio

www.flowcorporativo.mx/radio

Post Author: Araceli Velasco