Estamos festejando el día del Padre, y nuestra realidad y contexto se ha diversificado tanto con la pandemia que creo que es muy importante tomarnos un momento para reflexionar al respecto.

El impacto que tiene Papá en nuestras vidas, es impresionante, primero nos dota con la mejor genética posible, nace como papá cuando nacemos nosotros y empieza a relacionarse y gestionarse con ese rol en la medida en que proporciona el ambiente adecuado para que tanto mamá como los hijos puedan estar protegidos, seguros y con sus necesidades cubiertas, también da amor, enseñanza, apoyo, consuelo y apapacho.

 De nuestro papá recibimos la fortaleza que nos ayuda a tomar decisiones para poder enfrentar el mundo, nos transmite seguridad y confianza en nosotros mismos, colabora en la integración y refuerza nuestra identidad, nos da poder y certeza para afrontar lo que nos toca experimentar

Para que pudiéramos estar en este mundo,  mamá lo eligió y en ese momento de plenitud, conexión y amor fuimos procreados, todos venimos de ahí  y somos el resultado de esa maravillosa unión.

A veces las cosas no resultan entre la pareja, y deciden tomar cada uno un rumbo distinto, pese a las circunstancias buenas, malas o de terror que se vivan durante estos momentos tan desgastantes;  los hijos  necesitamos del amor, cuidado, consuelo, convivencia y referentes de ambos padres para ir construyendo nuestra identidad.

Como padres  la manera en que demostremos que nos amamos y respetamos a nosotros mismos va a determinar el modelo de amor propio en nuestros hijos del mismo sexo, y la manera en que amamos a nuestra pareja determinará el modelo referente de amor y cuidado del otro, la relación entre ambos padres servirá de ejemplo para entender cómo se relacionan las familias y las personas en un determinado grupo, la pertenencia a un sistema.

Al honrar a quienes nos dieron la vida y a quienes están hoy en nuestras vidas siendo modelos de ese rol para nosotros es un acto de amor propio, y pensar sobre el impacto que queremos generar en nuestras familias es un acto propio de seres humanos con la capacidad de tomar consciencia y generar un impacto positivo en el mundo

Ahora que atravesamos por situaciones de confinamiento y separación donde por cuidar el bienestar y salud de ese ser que me dio también la vida, no podemos estar en contacto, o tal vez ya no los tenemos con nosotros, o no lo vemos en años, valoremos lo que sí tenemos, llenémonos hasta quedar plenamente satisfechos de ese gran amor que nos dieron, y desde ahí honremos su ser y a la vez el nuestro.

Felicidades a los papás y a aquellas personas que representan ese rol en nuestras vidas.

Araceli Velasco 

Post Author: Araceli Velasco