La ley de la dominancia que rige la dinámica interna del cerebro, nos indica que, lejos de nacer con cuatro modos de pensamientos igualmente fuertes e igualmente disponibles, cada uno de nosotros nace con:

  • Un modo claramente “preferido”, en el que tenemos una velocidad y una eficiencia naturales e increíbles, y
  • Tres modos “no preferidos”, cada uno de los cuales nos resulta más difícil debido a que es notablemente mas lento y menos eficiente

Esto se debe a que nuestro cerebro es naturalmente más eficiente en ese modo preferido, la resistencia eléctrica dentro y entre las neuronas en nuestra área de preferencia es mucho más baja y solamente consumimos el 1% de oxígeno o energía cuando lo usamos; por el contrario cuando usamos alguna de las otras áreas, cada una consume 100% de energía, y el pensar en esas áreas es notablemente más difícil y cansado.

Otra ley que rige la dinámica interna del cerebro es la intraversión y la Extraversión, son modos de auto descripción, como nos vemos a nosotros mismos y cómo nos relacionamos con el mundo, identifican el nivel de vigilia normal e interior.

Antes de iniciar una autoevaluación, debes de tener en cuenta lo siguiente:

1.- La dominancia es normal y natural. No esperes ni tener la misma dominancia en los 4 basales de tu cerebro.

2.- Existe una diferencia importante entre preferencia y competencia. No trates de identificar lo que puedes hacer, más bien, identifica lo que te gusta hacer y lo que haces con mayor facilidad y sin esfuerzo; con un grado de comodidad y familiaridad.

En nuestros siguientes artículos podrás encontrar los test para definir ¿qué tipo de pensador eres?

¡Cuéntanos cómo te fue!

Post Author: Araceli Velasco